De pas(e)o por las Dunas de Famara

Todo empezó con una equivocación. Hace algo menos de un año quería probar mi nueva cámara Sony A7rII en la Playa de Famara – uno de mis sitios preferidos en la isla (al que dediqué mi primer artículo de este Blog: De pas(e)o por la Playa de Famara). Entonces me preparé poniéndome un traje de baño y consultando la tabla de mareas. Agarré cámara y trípode y me dirigía al coche.

Antes de llegar a la playa veo unas nubes preciosas sobre la Caleta de Famara y acelero. Pero aparcando el coche a la altura de la caseta de los socorristas me doy cuenta de que la marea está altísima y, obviamente, que me había equivocado de día consultando la tabla de mareas: “¡Que idiota soy!”. Las nubes están cada minuto más impresionantes – como si quisieran burlarse de mí. Entonces decido adentrarme en las dunas justo al lado de la carretera, a lo mejor consigo sacar este cielo tan bonito con un primer plano aceptable.

Cerca de la carretera hay muchas pisadas y basura acumulada de todo tipo entre las dunas. Los balancones y aulagas llevan un decorado de trozos de plástico y papel higiénico, brillando en la luz del atardecer. Parece que hoy no es mi día de suerte pero alejándome más de la carretera veo lo que buscaba:

Atardecer en las dunas de Famara

Aún la luz del sol está demasiado fuerte para sacar una foto a contraluz en condiciones. Empiezo a curiosear por las dunas y encuentro un sinfín de rincones muy fotogénicos con unas texturas fascinantes.

Escarpado por el viento - Dunas de Famara

Bandera roja en las dunas de Famara

Al estar distraído casi no me doy cuenta de que el sol se acerca al horizonte y la intensidad de la luz ha bajado notablemente. Finalmente pude tomar alguna buena fotografía a contraluz:

Contraluz al atardecer en las dunas de Famara

Puesta de sol entre dunas - Famara, Teguise

Desde este día de otoño pasado vuelvo de vez en cuando a las dunas para tomar fotos – concretamente después de unos días con mucho aire, cuando el viento ha remodelado la arena y borrado las pisadas. Así lo hice el viernes pasado:

Dibujos curiosos en las dunas de Famara

Arena modelada por el viento - Dunas de Famara

El lejano oeste - Dunas de Famara

Lo bonito en un paisaje con tantas formas y texturas es que, con el sol bajando, cambia el ángulo de la luz continuamente, recomponiendo este fantástico juego de luz y sombra en cada instante. Un escenario perfecto para prescindir de los colores y sacar las fotos en blanco y negro:

Llanura de Famara en blanco y negro

Juego de luces en las dunas de Famara

Luz y sombra - Duna en Famara, Lanzarote

La complicación sacando fotos en un entorno tan frágil consiste en no estropearlo tu mismo con tus pisadas. En consecuencia estoy obligado a dar la vuelta y rodear los sitios que quiero fotografiar a menudo, siempre atento a no arruinar un encuadre bonito.

Dibujado por el viento - Dunas en Famara, Lanzarote

Dunas a contraluz - Playa de Famara, Lanzarote

Paisaje de arena en las dunas de Famara, Lanzarote

Para terminar este artículo un pequeño llamamiento a la conciencia de la gente que utiliza las dunas como letrina: por favor, no dejen papeles, condones, botellas, colillas, etc, en este paraje tan peculiar. ¡Gracias!

¡Hasta la próxima!

Entrada publicada el 8 de Septiembre de 2016