De pas(e)o por El Chupadero

Me acuerdo perfectamente de la primera vez que visité el volcán El Chupadero. Era a principios de julio, con la vid bien desarrollada y verde. Quería explorar la cresta y disfrutar de las vistas a La Geria, a los volcanes de Timanfaya y a los pueblos de Uga y Yaiza. “Quizá saque alguna foto desde la cima”, pensé y me llevé mi equipo fotográfico. Para los lectores que no conocen el volcán, una imagen:

Empecé a subir por el lado suroeste. Ya eran las 7 de la tarde pero la profunda capa de picón endurecía la subida y llegué a la cresta del volcán algo sudado.

Después de haberme recuperado del esfuerzo me asomo al centro del cráter y mi corazón dio un salto: ¡Qué bonito! A toda prisa instalo mi trípode y hago el primer disparo a este viñedo amoldado al cráter del volcán.

Vistas al viñedo en El Chupadero - La Geria..

Con el sol a mi espalda me percato de que la sombra se apodera rápidamente del paisaje ante mis ojos. Ni quito la cámara del trípode y empiezo a correr por la cresta ganando altura, esperando encontrar otros ángulos con menos sombras.

Viñedo en el cráter - El Chupadero, La Geria.

Y una última foto:

Vistas al Chupadero y los volcanes de Timanfaya, Lanzarote.

Ya cerca de la cima se acaba el espectáculo del que he podido ser testigo. Las vistas desde la cima también son preciosas pero hoy no me interesan. Voy bajando hacia la parte norte de la cresta. A ver qué encuadres me ofrece la naturaleza para una próxima visita.

Unas tres semanas después vuelvo al Chupadero. Esta vez algo más temprano y entrando desde la parte noreste para tener tiempo de recorrer mejor la zona antes de que el sol saque brillo a estos enormes hoyos.

Desde la cresta oeste me llama la atención otra escena: la vista hacia el volcán Corazoncillo en el Parque Nacional de Timanfaya.

A pie de la lava - Finca en La Geria

Teniendo tiempo suficiente me adentro al cráter del Chupadero para intentar sacar las vides en sus hoyos con el sol a mi espalda. Pronto me doy cuenta de un problema considerable: ¡mi sombra!

Cazando luz en La Geria, Lanzarote

Haciendo lo mejor de la situación quito mi lente ultra-amplia y subo un poco por la ladera sureste. El resultado me gusta.

Viñedo entre volcanes - La Geria, Lanzarote.

Esta fotografía se publicará el 14 de septiembre 2017 en el suplemento “Forschungsfelder” del periódico alemán DIE ZEIT.

Pues el problema de la sombra habrá que tenerlo en cuenta para la próxima visita – pero pasará un año hasta que vuelva al Chupadero para sacar fotos.

En junio del año siguiente estoy de vuelta al Chupadero. La vid todavía no se ha desarrollado plenamente pero luce un color muy intenso entre verde y amarillo. Hoy quiero otro encuadre: casi un contraluz. Como el cráter volcánico rodea el viñedo, como las gradas de un anfiteatro, me puedo posicionar en el ángulo perfecto. ¡Y lo consigo!

Vides en La Geria - Lanzarote, Canarias

Vides en hoyos - La Geria, Lanzarote

Sendas, hoyos y vides - Chupadero, La Geria.

No sé cuántos disparos he hecho este día – en cada momento cambió la luz , motivo suficiente para tomar otra serie de fotos.

Un año más tarde vuelvo con una cámara más potente pero no tuve suerte con la luz. Antes de llegar al horizonte, el sol se escondió detrás de unas nubes y tuve que abandonar. Pero antes conseguí sacar unas fotografías curiosas.

Brotan las vides - La Geria, Lanzarote

Viñedo alineado - La Geria, Lanzarote

Este año no he podido visitar el Chupadero. Un trabajo extenso para el Patronato de Turismo de Lanzarote (www.turismolanzarote.com) me ha ocupado desde el pasado diciembre y me he concentrado en descubrir otros lugares de la isla. Dicho reportaje también es la razón por la que no he podido publicar nuevos posts en este blog – mis disculpas. Pero tengo muchas fotografías nuevas de muchos rincones de la isla que podré compartir en los próximos meses!

¡Hasta pronto!

Entrada publicada el 13 de septiembre de 2017